El truco del patriótico John Wayne

5 Flares 5 Flares ×

Soy la prueba viviente de que casi todo lo que usted necesita enseñar a sus niños sobre patriotismo lo puede hacer através de películas de la época de la Segunda Guerra Mundial protagonizadas por el actor John Wayne.

No estoy seguro de si mis abuelos intentaban enseñarme a propósito sobre patriotismo, sacrificio y honor cuando me dejaban ver esas películas pero eso es exactamente lo que aprendí. De hecho, por razones que incluso todavía desconozco, esas películas eran tan reales para mí que desde que tenía seis y hasta los nueve verdaderamente pensaba que los EU seguían en guerra con los nazis.

La mayoría de los hombres mi edad le dirían que crecieron  soñando con ser bomberos, policías o doctores; pero yo no, gracias a John Wayne, yo quería ser soldado y tal vez lo hubiera sido, pero los 10 años que pasé en dos escuelas militares privadas me dejaron una experiencia tan terrible que cambié mi forma de pensar.

Muchos años después, todavía me siguen maravillando las películas de la Segunda Guerra Mundial (“Salvando al Soldado Ryan” es una de mis películas favoritas de todos los tiempos) y la herencia de los soldados en mi vida.

Tan sólo en mi familia hay: un veterano de la Segunda Guerra Mundial que luchó en Japón, un infante de marina y  veterano de Vietnam que fundó el Waco Vietnam Memorial en Texas (mi suegro Manuel), y un mecánico sirviendo en Afganistán y en la actualidad continua enlistado en la guerra en Iraq, así como mi último padre, quien estaba en el ejército, y otros dos primos lejanos. ¡Cinco hombres de mi familia han servido en las fuerzas armadas de los Estados Unidos!

Mi deber con mi familia – mi deber patriótico – es aprovechar ocasiones como hoy para recordarle a mis niños el significado del Día de Recordación y en general lo que para nosotros significa ser americanos. Aprovecho la oportunidad de demostrarles que la bandera americana sigue simbolizando, para todo el mundo, los más altos niveles de la humanidad en cuanto a libertad y justicia y mientras ellos siguen creciendo y aprendiendo nunca minimizaré  nuestros errores pero tampoco el hecho de que nosotros hemos que tenido una vida al más alto nivel y que, al final de la jornada, a pesar de muchos defectos, hay mucho que apreciar de este nuestro país.

Ayer, recién saliendo de la iglesia, mi hijo me recordó que, de alguna manera, él se ha entendido mi truco del patriótico de John Wayne sobre el significado del patriotismo, del heroísmo, de Dios y del país. Poco después de servicio dominical en la iglesia le pregunté a mi hijo de 10 años si él entendía de qué se trataba el Día de Recordación. Sin ninguna lección de ningun tipo, ni ningún curso específico de la iglesia, la respuesta tan profunda de Jonatán me sorprendió: “Es como si se tratara de Jesús” me dijo, “Él murió porque quería salvar la vida de cada persona en el mundo. Nuestros soldados murieron así para que todos podamos ser libres.”

En alguna parte allá arriba, John Wayne debe estar sonriendo.

Mi hija Briani de 1 año tiene lo que llamo “pulmones de película de terror”. Cuando ella rompe en llanto, las paredes y las ventanas de la casa se sacuden. Mi niñita es tan resuelta y tenaz como sus padres (ella tiene mucho de mi esposa y de mi en su forma de ser).

Lo malo de mi pequeñita es que es la nena más renuente para dormirse que he conocido en toda mi vida. Mi esposa le tiene un muñequito en pijama que tiene un pequeño letrero en la camisa que dice “No estoy cansado” Ésa es Briani. Si la dejamos (y lo hemos hecho muchas veces con tal de no oir su llanto) ella permanece despierta conmigo y con mi esposa hasta bien pasada la medianoche.

Briani también ha sido consentida sobre dónde quiere dormir, así que la mayoría de las noches ella permanece en nuestra cama. El problema más grande es que mi esposa odia que la bebé grite cuando ella la pone a dormir en su cuna.

Mi hijo de 10 años, que es el mayor, solía darme el mismo problema cuando era un bebé hasta que uno de mis amigos me dijo lo que hicieron él y su esposa para solucionar el problema.

Pusieron al bebé acostado en su cuna en el cuarto contiguo a su habitación y ellos se salieron. Por nada del mundo atenderían al bebé si lloraba, a menos que el bebé estuviera enfermo. Luego de varios días de llanto, el problema se solucionó en dos semanas. Su bebé aprendió que, una vez que lo acostaban en la cuna, sólo tenía una opción: llorar toda la noche por nada o aceptar que se tenía que dormir. Mi exmujer y yo intentamos eso con Jonathan y funcionó de maravilla.

Briani ha sido mucho más díficil de “convencer”. Como dije, ella es determinada y tenaz para conseguir lo que desea, especialmente con su mami porque las mamás casi siempre están dispuestas a dar lo que sea para que un bebé se calme. Hasta ahora no hemos dominado a Briani pero el principal reto que tengo es conseguir que mi esposa no vea  como un acto “inhumano” el hecho de dejar a un bebé llorando hasta que hagan eco sus pulmones. Eventualmente el truco “deja que llore el bebé” funcionará – generalmente siempre sucede – pero por ahora está en mi esposa dejar que esto suceda.

¿Cuál es su truco para este tipo de casos?

5 Flares Twitter 2 Facebook 2 Pin It Share 1 Google+ 0 5 Flares ×

Comments on this entry are closed.

5 Flares Twitter 2 Facebook 2 Pin It Share 1 Google+ 0 5 Flares ×