El truco de los dientes británicos

39 Flares 39 Flares ×


A veces uno no puede ser suficientemente efectivo para enseñar a los niños algo de suma importancia como es la vida y la higiene. Caí en cuenta de ello hace dos años cuando, ocasionalmente, miraba un documental con mi esposa en la BBC sobre la epidemia de las malas dentaduras en Inglaterra. En caso de que usted nunca haya escuchado sobre este tema, se trata de una epidemia de dentaduras putrefactas por falta de hygiene. Estas dentaduras son tan frecuentes entre los ingleses que incluso el príncipe Carlos, el futuro rey de ese país, tiene una dentadura semi repugnante.

Mientras mi esposa y yo veíamos esa demostración perturbadora no pudimos más que pedirle a nuestros niños que vinieran a nuestro habitación para que vieran el programa con nosotros.

Los británicos demostrados en el documental tenían los dientes más horrendos que he visto en mi vida: oscuros, agrietados y con cavidades profundas causadas por el alquitrán. Lo más doloroso era cómo el documental mostraba todo tipo de problemas familiares, psicológicos y sociales, además de los problemas de salud detrás de estas personas con dentaduras insalubres. Igualmente repugnante eran las escenas en las que los pobres dentistas encargados tenían que lidiar con la tarea de ayudar a estos pacientes de entre 20 a 30 años de edad y hasta personas muy mayores que deseaban recuperar su sonrisa. En algunos casos, las piezas dentales de los pacientes estaban tan putrefactas que los doctores no podían atar las nuevas piezas postizas a ellas.

Si usted no se imagina cuánto nos impactamos mi esposa y yo de ver este documental, tampoco podría describir las caras de nuestros hijos Jonathan y Elena ese día al ver el programa. Antes de que vieramos este documental ellos nunca, ni en un millón de años, hubieran creido que cepillarse los dientes era una prioridad (¿que niño lo hace, cierto?). Pero eso cambió instáneamente ese día.

Ahora cada que quiero que los niños se cepillen inmediatamente todo lo que tengo que hacer es preguntarles si ellos quieren tener “dientes británicos”. ¡Nunca falla!

Si usted conoce a un niño (o a un adulto) que necesite cepillar sus dientes más a menudo, tenga por seguro la efectividad de este documental. Realizé una búsqueda rápida en Google y creo que usted puede encontrar el documental con el siguiente link: http://www.bbcamerica.com/content/292/britains-worst-teeth.jsp.

El truco de los dientes británicos es uno del salón de la fama de mis favoritos y lo mejor es que es los resultados están garantizados para cualquier persona de 3 años en adelante.

39 Flares Twitter 0 Facebook 39 Pin It Share 0 Google+ 0 39 Flares ×

Comments on this entry are closed.

39 Flares Twitter 0 Facebook 39 Pin It Share 0 Google+ 0 39 Flares ×