La pequeña primeriza

0 Flares 0 Flares ×

Recientemente, la tierna edad de dos años, seis meses y cuatro días, mi hija Briani se incorporó a una larga tradición familiar: se convirtió en visitante primeriza oficial del parque temático Disney’s Magic Kingdom en Orlando.

Normalmente esto es algo común y corriente para la mayoría de las personas que, como yo, crecimos en Miami. He visitado Disney más de 40 veces, y si piensa que es demasiado, mis tías septuagenarias Millín and Mercedes han acumulado más de 150 visitas CADA UNA. Magic Kingdom es un destino importante pero tradicional para nuestras familias sudfloridanas.

La razón de la visita de Briani fue tan especial no sólo porque era la primera vez que mis tres hijos, mi esposa y yo visitábamos juntos Magic Kingdom, sino también porque este parque temático en particular es el único lugar en el mundo donde tengo recuerdos con casi todas las generaciones de mi familia y amigos.

Mientras veía a Briani entrar al parquet, pensaba cuánto ha cambiado este sitio desde que mis difuntos abuelos Manolo y Margarita me trajeron por primera vez con mi madre, mi hermano y mi hermana, cuando yo tenía siete años. Magic Kingdom es fácilmente el doble de grande en la actualidad (sin incluir Epcot, Animal Kingdom y Hollywood Studios, que ni siquiera existían entonces) con respecto a lo que era cuando lo visité por primera vez en 1977. Pero algunas cosas no cambian nunca. Mientras mi pequeña hija hacía su primer recorrido histórico, disfruté en privado cómo el presente y el pasado se unificaban:

- En Main Street, la entrada al parque, Briani se encontró con Blancanieves, el primer personaje de Disney a quien saludó. Durante el resto del día, no pudimos predecir cuándo un personaje le causaría temor a mi niña, a quien le encantó Blancanieves, tal vez porque se trataba de un ser “humano” y porque a Briani le gusta jugar a las princesas con Elena, su hermana mayor. Pero Eeyore e incluso Winnie the Pooh la aterrorizaron.

- Briani se maravilló con It’s a Small World.  Como es el segundo aparato más fácil para montarse, lo he compartido con CASI TODA LA GENTE QUE CONOZCO. Este aparato, sencillo y de tecnología simple como lo será siempre, nunca deja de maravillar a todos con un sencillo mensaje de paz, amor y unidad multicultural. (Un hecho divertido acerca de nosotros los cubanoamericanos es que cada vez que llega un cubano de la isla a Miami, lo llevamos a Magic Kingdom y específicamente a montar este aparato, que siempre me pone sentimental).

- The Pirates of the Caribbean es otro clásico, y a mi entender, el primero o segundo aparato más rápido del Magic Kingdom. No fue hasta hace un par de años que me di cuenta de que es más sugestivamente tenso de lo que me pareció en mi infancia. Lo más raro de Pirates of the Caribbean para mí es que cada vez que pienso en este aparato, me acuerdo siempre del pirata de piernas peludas que aparece en lo alto al final del paseo en bote.

- En Tomorrowland están dos de los aparatos que más les gustan a todos: Buzz Lightyear y Space Mountain.  Buzz Lightyear es un favorito de la familia porque es fácil de montar, es interactivo y nos introduce en un tiro al blanco digital y en movimiento con nuestros compañeros de viaje. Lamentablemente se construyó en el mismo sitio de mi aparato favorito y el más nostálgico de Disney en toda su historia: If You Had Wings.  Este aparato ya extinto, patrocinada por la igualmente desaparecida Eastern Airlines, llevaba al público en un “avión” de lento movimiento que volaba por una proyección de escenas de la vida y destinos de todo el mundo. Es probable que If You Had Wings inspiró a más personas a volar y viajar que cualquier otro medio en el planeta. Realmente lamento enormemente su desaparición.

Aunque Briani es aún muy pequeña para montar Space Mountain, me agradó compartir este aparato con mis hijos Jonathan y Elena.  Es EL APARATO que montaba en compañía de mis amigos de adolescencia casi al cierre del parquet, mientras la mayoría de la gente iba saliendo. Ha envejecido con dignidad, y espero montarlo con Briani en el futuro.

- Briani cerró con broche de oro su primera experiencia en Magic Kingdom con una foto nocturna junto a Mickey y Minnie cerca de Space Mountain, y finalmente con una visita a la Casa Embrujada, otro clásico de Disney que se debe visitar de noche.

Cuando llegó el momento de marcharnos de Magic Kingdom, salimos exhaustos y casi cuando el parquet cerraba, al igual que lo hicieron mi difunto padre, mis abuelos, tías y madres de mis amigos en mi niñez. He visitado muchos parquees temáticos en mi vida, incluso el original Disneyland de California, pero nada se compara al Magic Kingdom, el único sitio de la Tierra donde las generaciones pasadas, presentes y futuras de mi familia siguen compartiendo en el tiempo.

P.S. Un par de horas después de haber escrito esta nota, vimos por casualidad un programa repetido de America’s Funniest Videos con este video clásicamente divertido de Mickey Mouse Club.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 Google+ 0 0 Flares ×

Comments on this entry are closed.

  • http://www.mommafindings.com Sara@MommaFindings

    What a sweet story and great pictures! I imagine I’ll look like Briani does passed out on that stroller after my 1st time at Disney.

  • Grandpa Manuel

    I wish I could have been there. I look forward to returning to Disney to share this experience with my little grand-daughter Briani!!

  • http://www.thecheeseconnection.com Bill Gato

    Thank you for helping me understand the Disney theme park phenomenon from the perspective of a child and a parent. When I was about 7, I had the opportunity to go to Disneyworld with my uncle, aunt, cousin and sister, but I was afraid of being separated from my parents, so I didn’t go. That must have short-circuited my appreciation for Disneyworld because I never got another opportunity to go again until GradNite in high school.

    I’ve always admired Walter Disney for his amazing vision and brand-building mastery. A brand is an experience, and your beautifully written piece helped me understand that the core of the Disney brand — whether onscreen or offscreen — is about creating unforgettable family experiences and memories. Now that I’ve entered the event marketing field, your blog also gave me some ideas on how to enhance the events I’m helping to organize and promote.

    Keep up the great work, Papi.

  • Catherine Milsom

    Manny – que alegria me diste con tu nota. I definitely remember a road trip with the parental unit AND 3 siblings from Vancouver to Los Angeles back in the 60′s. In a black Buick! Believe it or not, we all survived.

    I don’t remember many of the rides, except for It’s A Small World. Also, the Tea Cups. I’m such a girl!

    Thanks for all the wonderful memories and for those that you created for your daughter.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 Google+ 0 0 Flares ×